El arte de las cosquillas: CosquilleArte


¡Hola Chicas!

¿Cómo estáis? ¡Espero que muy bien! ¿Qué tal el fin de semana? El mío muy intenso :), viernes y sábado en las jornadas de Belleza de Oepsym, que ya os contaré, pero ha habido charlas realmente interesantes y he tenido la oportunidad de conocer a gente majísima.

 

Hoy os quiero enseñar un sitio que he descubierto en Madrid y realmente me ha llamado la atención. Yo no he ido aún, pero me ha parecido tan curioso que he investigado y creo que se merece una entrada:).


Me acuerdo que cuando era pequeña y en verano íbamos a la piscina entre nosotros nos hacíamos cosquillitas unos a otros en la espalda o en el brazo y era súper relajante, lo mismo soy un bicho raro y solo me pasa a mí, pero ¿A quién no le gusta que le hagan cosquillitas en el brazo? No de las de morirse de la risa, si no de las relajantes:).



Pues de cosquillas trata esta empresa que he descubierto en Madrid, se llama CosquilleArte. Esta empresa abrió sus puertas hace ya algo más de un año y es pionera a nivel mundial. No os penséis que son las típicas cosquillas de no parar de reír, no, como os decía son de las relajantes. Sus cosquillas no solo son suaves si no también envolventes ya que las yemas de los dedos de las chicas recorren todos los centímetros de nuestra piel.



Se le conoce como el espacio de los sentidos, pero el objetivo de sus creadores es que también se les conozca como el espacio de los recuerdos, los más agradable y confortables. A mi, como os contaba, pensar en este tipo de sensaciones me lleva de nuevo a mi infancia, a aquellos años sin preocupaciones…

Hoy en día hay un montón de sitios a los que podemos ir a que nos den un masaje para relajarnos por eso esta idea me parece tan innovadora, nos ofrece la posibilidad de desconectar completamente y liberarnos del estrés y a diferencia de los masajes, se realiza a nivel epidermis por lo que la relajación es inmediata. Yo creo que al no tocar músculos ni nada no debe tener contraindicaciones y podemos realizárnoslo cualquiera :).



Lourdes Nieto, especialista en quiromasaje, reiki y masaje tailandés, y la única “cosquillologa” conocida dice en una entrevista: “Hemos conjuntado las cosquillas con el quiromasaje, la aromaterapia y el reiki, logrando un resultado terapéutico. Utilizamos plumas y las manos, y el tratamiento se realiza por todas las partes del cuerpo excepto las zonas intimas”

Este innovador centro, se encuentra en el barrio de Chamberí y tiene distintas alternativas en función del tiempo del que dispongamos y del dinero que queramos gastarnos, claro está:
  • Momento Pausarte: 30 minutos para liberar tensión y bajar el ritmo por 25€. En su web nos dicen que su personal prestará especial atención a los puntos sensibles de la epidermis, repartiendo la energía cumulada hacia las zonas donde se transformará en calma, erizando el vello allá por donde se pase. ¡Solo de leerlo me entran ganas de ir! 
  • Momento Olvidarte: 60 minutos mágicos e inolvidables por 45 €. De nuevo en su web para describirnos este momento nos dicen: Un recorrido por todo el cuerpo, en el que descubrir zonas que a veces pasan desapercibidas. Recordarás sensaciones, conectarás contigo mismo. Encontrarás el equilibrio cuerpo-mente, y te confirmará que tus terminaciones nerviosas, desde la cabeza y hasta la punta de los pies, sienten más de lo que recordabas. Un momento difícil de OLVIDAR. 
  • Momento Fascinarte: En este caso la duración puede ser de 30 ó de 60 minutos y su precio de 50 ó 90€. En este caso el masaje es dado a 4 manos por lo que las sensaciones se multiplican ¿Te imaginas estas recibiendo cosquilleo en cuatro puntos a la vez? 
  • Momento Emparejarte:  Con el mismo precio y duración que Fascinarte, en este caso podrás compartir esta increíble sensación con un amigo o con tu pareja, disfrutando de un benjamín al finalizar la sesión. 
  • Momento Encapricharte: Un momento reservado para un grupo de amigas, en el que se cierra el local para un máximo de 8 personas y mientras unas disfrutan de las relajantes cosquillas, las otras podrán disfrutar de una serie de aperitivos tanto dulces como salados y de refrescantes bebidas, mientras las esteticistas les cuidan las manos y los pies.

Además para poner el punto final a esa sensación tan relajante con la que saldremos, tras cada momento se sirve una infusión, un zumo o una bebida reconfortante.



Por supuesto el entorno es importantísimo en un sitio tan especial, y las estancias están complementadas con detalles para todos los sentidos, el aroma de las velas, la música relajante, el dulce sabor de los bombones…

Qué os parece ¿Os animáis? ¿Habíais oído hablar de este centro? ¡Yo estoy deseando probarlo!

¡Muchas gracias por leerme y comentar!

25 comentarios:

  1. No era yo muy amiga de esos momentos cosquilliles piscineros. Más de un@ se ha llevado una manotada porque yo pensaba que era un bicho que me subía por el brazo.

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Yo no sé si sería capaz de aguantar... no me gusta que me hagan cosquillas pero me encanta reírme, no sé si me arriesgaría la verdad.
    Besos guapa!

    ResponderEliminar
  3. Yo soy un bicho raro, no me gustan las cosquillitas.

    ResponderEliminar
  4. jaajajajaj pero como no os gustan las cosquillitas!!!! a ver si el bico raro voy a ser yo!!!jejejejeje

    besos

    http://tussecretosdebelleza.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. Jo, qué buena terapia tiene que ser!!!!

    Besos guapa!!!

    ResponderEliminar
  6. No lo conocía pero ahora mismo me iría para allá!jajaja

    bss guapetona

    ResponderEliminar
  7. gracias por tu comentario!
    Estoy de sorteo y estáis tdas invitadas!!!

    http://porquequieropuedoynomedamiedo.blogspot.com/2011/10/sorteo.html

    ResponderEliminar
  8. Jaja a mi las cosquillitas tampoco me molan demasiado. Prefiero las caricias!

    ResponderEliminar
  9. Solo de leer la entrada me he relajado :) Yo también tengo eso recuerdos de la piscina y las cosquillas por la espalda,me encantan, así que no te preocupes que no eres un bicho raro...o lo somos las dos jejeje.Esto tengo que probarlo!!! Un besazo
    Ratos Entre Nosotras

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado este post, diferente y muy interesante. Eso sí, como soy un manojo de nervios no soporto la más leve cosquilla...siento como si me fuera a dar un infarto, te lo juro!! jajaja BESOS!

    ResponderEliminar
  11. por que mi novio no lee estas entraditas y si ve esto...... va corriendo a este sitio, es más soba.... jajajaj besotes muaak

    ResponderEliminar
  12. Me ha encantado el post... pero también pienso que no sería capaz de aguantarlo!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
  13. yo me derretiria del gusto, adoro las cosquillitas, ainsss, quien pudiera estar en Madrid... yo me apuntaba ya!

    ResponderEliminar
  14. o_o tiene que ser chulísimo! Aunque mirandolo por otra parte, como dice Miss Potingues igual a alguno se le escapa una manotada de parte del sujeto, es lo que tiene jaja.
    Un beso,

    Miss Independent

    ResponderEliminar
  15. uich yo con las cosquillas no puedo jajajjaj

    ResponderEliminar
  16. Pues si que he oido hablar de él, de hecho, escuché una entrevista el otro día con la dueña en la radio. Me parecio una idea divertida y original!
    Besitos

    ResponderEliminar
  17. Hola...

    No había oído hablar de él para nada, pero suena muy divertido!

    ResponderEliminar
  18. Acabo de descubrir tu blog, y justo esta entrada me encanta... que bueno lo de la cosquilloterapia, jajajaja
    Te sigo desde ya guapa

    ResponderEliminar
  19. A mi novio le encanta que le haga cosquillas en la espalda, me lo pide a todas horas xD y a mi tambien me gusta claro :P un beso!

    ResponderEliminar
  20. Hola guapaa!! wow menuda pasada :O no sabía que existía pero es muy interesante :D yo en según que partes del cuerpo no aguanto las cosquillas jajaja me parto de la risa xDD pero si es tipo masaje por la espalda me derritoooo

    besitos♥

    ResponderEliminar
  21. Hola a todos/as, en primer lugar, nos gustaría felicitarte por el magnífico post que has publicado sobre nuestras cosquillitas.

    Para todos aquellos que habéis comentado que no sabéis si seríais o no capaces de aguantar la sesión, os animamos a que vengáis a descubrirlo, tenemos sesiones de 15 minutos para que podáis tener una primera toma de contacto (Momento Expressarte) y comprobéis así vuestro grado de sensibilidad. Nuestras cosquillas son suaves, a modo de caricias, placenteras y realmente adictivas, nada que ver con las que hacen reír.

    Nuestras cosquillólogas se adaptan a las necesidades específicas de cada persona, evitando zonas que puedan resultaros incómodas o sensibles.

    Nuestro objetivo es brindaros una experiencia única, una exclusiva forma de aliviar el estrés como consecuencia del ritmo de vida frenético que llevamos.

    Un saludo del equipo de Cosquillearte y esperamos veros muy pronto.

    ResponderEliminar
  22. Yo estuve en agosto, mis amigas me regalaron el momento emparejarte de 1 hora para que lo disfrutara con mi chico y la verdad es que me encantó. Es increíble el estado de relax con el que sales de allí. Cuando me lo regalaron, me quedé alucinada con que existiera un sitio así, nunca fuí una fanática de las cosquillas y pensé que me iba a dar cosita en ciertas partes como los pies, o la tripa y fué todo lo contrario, no sé cómo describirlas, pero son maravillosas. Os recomiendo que vayáis a probarlo, además, las cosquillólogas que nos atendieron eran majísimas y sobre todo atentas, algo difícil de encontrar últimamente. Cuando terminó la sesión nos invitaron a una copita de cava, nos pareció todo un detalle. Espero volver a repetir!!! Por cierto felicidades por el blog, es muy interesante!!!

    ResponderEliminar
  23. Qué curioso proyecto verdad? Parece que está muy bien.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  24. Curiosísimo! Yo tengo un montón de cosquillas y me parto de risa a la primera de cambio, pero si son suavecitas seguro que me resulta agradable.
    Besos!

    ResponderEliminar

¡Anímate a comentar! ♥Tu opinión es muy importante para mí♥

Diseñado por El Perro de Papel